Nuestros compromisos

 Buen gobierno 

Creemos que el buen gobierno es necesario para garantizar el presente y futuro de nuestra sociedad. La apuesta de Prosegur por tener un desempeño excelente en esta materia se pone de manifiesto en la aplicación de los principios de buen gobierno de reconocimiento general en los mercados internacionales.

Elaboramos toda información financiera de una forma íntegra, clara y exacta, utilizando para ello los registros contables apropiados y para su difusión canales de comunicación transparentes que permitan al mercado, y en especial a los accionistas e inversores de Prosegur, tenerla permanentemente a su disposición.

 Ética e integridad 

Manifestamos nuestro firme empeño de no realizar prácticas que puedan considerarse corruptas en el desarrollo de las relaciones con el conjunto de grupos de interés vinculados con nuestra actividad. En particular, nos relacionamos con clientes y usuarios de forma lícita, ética y respetuosa.

Contamos con un Código Ético y de Conducta. Este documento establece los principios que han de presidir nuestra actividad. El Código Ético y de Conducta es único para todo Prosegur y es de aplicación a todos los negocios y actividades que realizamos, en todos los países donde operamos.

Hemos implantado un programa de Programa de Cumplimiento Corporativo, cuyo contenido incluye trabajo de diagnóstico, establecimiento de medidas de control y formación. El Oficial de Cumplimiento, encargado de velar por el adecuado cumplimiento de la normativa, tiene entre sus responsabilidades la supervisión adecuada de la realización de los estándares y procedimientos por el personal.

 

Conscientes de la existencia de diversas iniciativas internacionales reconocidas en materia de conducta y ética para la industria de la seguridad privada, las cuales comparten el mismo espíritu de colaboración y compromiso, optamos por adherirnos a aquellas que presentan un enfoque unificado. En especial, suscribimos e impulsamos el Código de Conducta y Ética de la International Security Ligue.

La International Security Ligue, fundada en 1934, es un una asociación de compañías de servicios de seguridad privada de carácter internacional. A lo largo de los años ha desempeñado un papel vital en la definición, el establecimiento y el mantenimiento de los más altos estándares éticos y profesionales de la industria de la seguridad privada. La Ligue está representada en todos los continentes y en treinta y cuatro países.

 Derechos humanos 


Promovemos el respeto por los derechos humanos como elemento imprescindible en el desarrollo de las actividades de Prosegur. Como empresa de referencia del sector de la seguridad privada, nos preocupamos por respetar en nuestras prácticas y procedimientos la aplicación de los derechos enunciados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas.

Identificamos y analizamos los asuntos y los riesgos de derechos humanos relevantes para Prosegur. Trabajamos en el diagnóstico, el establecimiento de medidas de control y formación en este campo.

Mantenemos permanentemente abierto un Canal de Denuncias, cuyo objetivo es detectar, en caso de producirse, conductas irregulares o poco apropiadas dentro de la compañía y actuar oportunamente según se requiera.

 Medioambiente 

Establecemos políticas con compromisos y objetivos de gestión medioambiental en los negocios y países en los que operamos, con el propósito de garantizar el cumplimiento de la legislación medioambiental aplicable en cada país. Asimismo, buscamos obtener el compromiso de cumplimiento por parte de los proveedores y compañías a las que subcontratamos servicios.

Evaluamos, medimos y reducimos el impacto ambiental asociado a la actividad que realizamos en cada país, de forma coherente con la rentabilidad de la operación. De igual manera, sensibilizamos a nuestros empleados en el cuidado del medioambiente a través de la comunicación de buenas prácticas que fomenten el desarrollo sostenible.

 Responsabilidad fiscal 

Seguimos las directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cumpliendo con las acciones sugeridas por “Erosión de la Base Imponible y Traslado del Beneficio” BEPS (Base Erosion and Profit Shifting), sobre el combate de la elusión o reducción de impuestos y prácticas tendentes a deslocalización hacia territorios con baja o nula tributación.

El aporte en impuestos propios de Prosegur en 2017, incluyendo no solo el impuesto sobre sociedades sino también los impuestos provinciales y municipales y excluyendo los pagos a la seguridad social, ascendió a 348 millones de euros que tienen un impacto directo en el resultado de la compañía. Además, Prosegur ha cumplido con su responsabilidad fiscal a través del pago de impuestos por cuenta y orden de terceros. De esta forma, siguiendo el criterio de Total Tax contribution, que tiene en cuenta los impuestos propios soportados por la compañía, impuesto al valor agregado, impuestos sobre empleo y demás impuestos, la contribución fiscal total en 2017 ha ascendido hasta los 1.200 millones de euros.

 Generación de empleo 

El eje fundamental del modelo de crecimiento de Prosegur es su capital humano. Somos conscientes de que nuestro mejor recurso son los profesionales que integran nuestro equipo. Trabajamos por la dignificación de nuestro sector y ayudamos a la sociedad a entender, valorar y apreciar la función social de los profesionales de la seguridad.

Invertimos y dedicamos un gran esfuerzo en la selección de los profesionales que entran a formar parte de la compañía y nos esforzamos por garantizar día a día sus condiciones de trabajo en todos los países en los que estamos presentes.

Impulsamos el principio de igualdad de trato y el respeto entre empleados, y velamos para que nadie sea discriminado en materia de empleo y ocupación. No permitimos ninguna forma de acoso o abuso físico, sexual, psicológico o verbal.

La prevención de riesgos laborales, la implementación, el control de medidas y la mejora continua de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo de todos los empleados son una prioridad en la ejecución de la actividad en todos los negocios de Prosegur. Actuamos con el máximo rigor y en línea con los más elevados estándares en materia de prevención de riesgos laborales, trabajando para reducir a cero los incidentes. Contamos con herramientas informáticas que permiten realizar evaluaciones específicas para cada negocio y hacer un seguimiento exhaustivo de los datos de accidentes, de las condiciones laborales en las delegaciones y de los incidentes que puedan producirse. Además, disponemos de comités de seguridad y salud laboral que se reúnen con una periodicidad trimestral, destinados a la consulta regular y periódica de las actuaciones en materia de prevención de riesgos laborales.

Respetamos el derecho de libertad sindical, de asociación y negociación colectiva de conformidad con la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) y las leyes aplicables en los países en los que operamos.