06 MAY 2016

Prosegur obtuvo un beneficio neto consolidado de 48 millones de euros en el primer trimestre de 2016

La Compañía registró un crecimiento orgánico superior al 17% en sus operaciones en Iberoamérica que se suma al buen comportamiento de las operaciones en Europa, con especial relevancia en el caso de España.

Descargar

173 KB

Compartir

Madrid, 6 de mayo de 2016. – Prosegur registró un beneficio neto consolidado de 48 millones de euros en el primer trimestre de 2016, lo que representa un incremento del 2,5% con respecto al mismo periodo del año anterior. La consolidación del impulso positivo iniciado el año pasado, así como la resistencia del modelo de negocio de Prosegur y las medidas de protección de márgenes implantadas en los distintos mercados están dando como resultado una fuerte recuperación de la rentabilidad que la compañía espera se sostenga a lo largo del ejercicio.

Prosegur ha obtenido en el primer trimestre de 2016 un importante crecimiento orgánico, especialmente en la región iberoamericana donde ha alcanzado un incremento del 17,6% con respecto al mismo periodo del año anterior. En esta área, cabe destacar el caso de Brasil que creció orgánicamente un 6,9%, un resultado muy favorable a pesar de la fuerte contracción de la economía del país. De igual forma, las operaciones de Prosegur en Europa han registrado un buen comportamiento donde es reseñable el caso de España con un crecimiento orgánico del 11,4%. En el primer trimestre de 2016, la facturación del grupo ascendió hasta los 897 millones de euros, un 7,3% menos que se explica en su mayoría por el impacto de la fuerte depreciación de las divisas de los países de Iberoamérica en los que la compañía tiene presencia.

Por su parte, el EBITDA registró un ligero descenso hasta los 111 millones de euros, también como consecuencia de la depreciación de las divisas iberoamericanas. En cuanto al EBIT, cabe señalar que obtuvo un crecimiento positivo del 1,7% para alcanzar los 84 millones de euros, lo que refleja un incremento del margen desde el 8,5% del mismo periodo del año anterior al 9,4% en el primer trimestre de 2016. Esta mejora de la rentabilidad, tanto en términos absolutos como relativos, es resultado de las medidas de protección del margen y representan la capacidad del modelo de negocio de Prosegur para obtener resultados positivos incluso en los contextos macro económicos más adversos.

Las conexiones de Alarmas mantienen el ritmo de crecimiento
Por líneas de negocio, Soluciones Integrales de Seguridad facturó en el primer trimestre del año 2016 un total de 453 millones de euros, un descenso del 6% con respecto al mismo periodo del año anterior. En Europa y en las operaciones en el resto del mundo la unidad se ha mantenido con un crecimiento positivo del 4% hasta los 237 millones de euros. Cabe destacar que este incremento se debe, en gran parte, a la obtención de importantes contratos en España, al peso cada vez mayor de la tecnología en los servicios de vigilancia y al desarrollo y fortalecimiento de la división de ciberseguridad de Prosegur. Por su parte, en Iberoamérica Soluciones Integrales de Seguridad registró unas ventas de 215 millones, un 14 % menos.

La división de Logística de Valores y Gestión de Efectivo registró unos ingresos en el periodo de 392 millones de euros, un 10% menos con respecto al mismo periodo del año anterior. En la región Europa y el resto del mundo las ventas se vieron impulsadas un 3% por ciento hasta los 131 millones de euros gracias, en buena medida, al desarrollo de la actividad de externalización de procesos y a los servicios de automatización para la gestión de efectivo. En Iberoamérica, las ventas crecieron en moneda local, sin embargo y debido a la evolución negativa de las tasas de cambio, el área registró una facturación de 261 millones de euros lo que implica un descenso del 16% con respecto al primer trimestre de 2015.

En el negocio de Alarmas se mantiene la velocidad de crecimiento y ya se han alcanzado las casi 450.000 conexiones. En total, Alarmas registró un crecimiento positivo del 2% hasta los 53 millones de euros en el periodo. En Europa y el resto del mundo, Alarmas creció un 23% hasta los 33 millones de euros en el primer trimestre del año debido, fundamentalmente, a la intensa actividad de marketing que el negocio de Alarmas está desarrollando en España. En Iberoamérica se mantiene el ritmo de crecimiento en el número de conexiones si bien la facturación bajó un 20% hasta los 20 millones de euros debido al impacto negativo de las divisas.

Prosegur crece orgánicamente en todas las regiones pese a la situación macroeconómica
Respecto a las operaciones por región, en Europa y el resto del mundo la facturación de las tres unidades de negocio ascendió hasta los 401 millones de euros, un incremento del 4,9%. España ha mantenido su buena tendencia y ha elevado sus ventas un 11,4% hasta los 227 millones de euros. Por su parte, Alemania mantiene su línea de crecimiento y mejora un 3,4% con respecto al primer trimestre de 2015. Francia presenta un crecimiento plano después de concluir el proceso de optimización de la cartera de clientes, al igual que ha ocurrido en Portugal. Por último, las operaciones en el resto del mundo crecieron orgánicamente un 3,5%.

Por su parte, Iberoamérica aporta 497 millones de euros a la facturación del grupo, lo que significa un descenso del 15,3% explicado por la depreciación de las divisas en todos los países de la región. Sin embargo, la compañía ha crecido en moneda local un 17,6%, lo que demuestra que Iberoamérica sigue siendo para Prosegur un área con potencial a pesar de la ralentización de algunas de las economías más importantes de la zona. Cabe destacar, como ya se ha apuntado, el caso de Brasil, donde a pesar de la contracción del PIB local, la compañía ha crecido orgánicamente un 6,9%. O en la región Argentina (Argentina, Uruguay y Paraguay) donde el crecimiento orgánico ha sido del 35,3%.

Prosegur mantiene un sólido perfil financiero y su compromiso con la rentabilidad
La generación de caja del periodo refleja la normalización de Argentina tras la eliminación del cepo cambiario y de las restricciones a las importaciones, lo que ha permitido el pago a proveedores internacionales y la adquisición en el extranjero de equipamiento para servir a los clientes del grupo en este país. Las mejoras implantadas en el periodo medio de cobro se mantienen en 2016. Con todo ello, Prosegur consolida la tendencia positiva iniciada en el segundo semestre de 2015, considerando la fuerte estacionalidad que afecta al negocio en el primer semestre, por lo que se espera que la generación de caja evolucione de forma positiva a lo largo del ejercicio.

La deuda neta total, se ha visto incrementada en 46 millones de euros debido al efecto puntual de la liberalización argentina y a la financiación de la inversión en Sudáfrica anunciada en febrero, situándose en 636 millones de euros. El ratio de apalancamiento se mantiene en un nivel holgado de 1,5 veces el EBITDA. Prosegur continúa reduciendo su coste medio de financiación desde el 3,2 por ciento en el mismo periodo del año anterior, hasta un destacable 2,9 por ciento, considerando que ésta incluye divisas con tasas de interés superiores a la del euro.

CONTACTO

RESPONSABLE GLOBAL DE COMUNICACIÓN

Pablo de Santiago
+34 91 589 85 00
Contactar por e-mail

GALERÍA DE IMÁGENES