01 FEB

Resultados del ejercicio 2016

Prosegur obtiene un resultado de explotación de 333 millones de euros en 2016

Descargar

275 KB

Compartir

func-destacada_participaciones-significativas

Madrid, 1 de febrero de 2017.– Prosegur, registró unas ventas de 3.902 millones de euros, un crecimiento por encima del 12% en moneda local con respecto al ejercicio anterior. Por negocios, Prosegur Cash registra un incremento del 14,9%, Prosegur Seguridad del 11,5% (excluyendo Brasil) y Prosegur Alarmas un 17,9%, siempre en moneda local. El resultado de explotación alcanzó los 333 millones de euros, con lo que bate el histórico resultado del ejercicio anterior y cumple con las previsiones que la compañía realizó a principios del  año.

Prosegur cierra de este modo un ejercicio en el que ha completado la transformación de su modelo de gestión por país en un modelo por negocio. Esta nueva estructura, definida como “Un Grupo, Tres Negocios”, está permitiendo acelerar el crecimiento, seguir mejorando la rentabilidad e incrementar la especialización y la eficiencia de los negocios. A través de esta estrategia, Prosegur ha asentado las bases necesarias para afrontar el futuro de su actividad y ha aportado visibilidad al valor de cada división. El cambio hacia la nueva estructura ha supuesto realizar más de 234 operaciones societarias y ha significado unos costes extraordinarios de 51 millones de euros, la mayor parte destinados al pago de impuestos.

Destacada mejora de la rentabilidad a través de la eficiencia operacional

Prosegur sigue manteniendo una mejora constante de la rentabilidad. El EBITDA se ha situado en 449 millones de euros frente a los 448 millones de 2015. Por su parte, el EBIT ha obtenido una mejora del 2,7% hasta alcanzar los 333 millones de euros. Estos datos suponen un incremento del margen EBIT desde el 8,2% en 2015 al 8,5% en 2016. Finalmente, Prosegur ha presentado un beneficio neto consolidado de 134 millones de euros, que se elevaría hasta los 185 millones de euros si no se  consideran los gastos asociados al proceso de reorganización societaria.

Estas cifras refrendan la buena respuesta de los indicadores de rentabilidad a las medidas de protección de márgenes que ha implantado la compañía y la resistencia del modelo de negocio de Prosegur, a pesar de una tasa de cambio desfavorable del 14% y los costes extraordinarios. La compañía considera que esta dinámica positiva tiene un carácter estructural y es sostenible en el tiempo.

Prosegur Cash, líder por rentabilidad de su sector

Prosegur Cash, unidad de negocio de logística de valores y gestión de efectivo, ha registrado un crecimiento orgánico del 14,9%. Sus ventas han aumentado en moneda local en todas las áreas geográficas y ha alcanzado los 1.724 millones de euros en 2016. Esta división ha seguido mejorando su rentabilidad hasta situar el margen EBIT en el 18,6%, el mejor de su sector comparado con sus competidores globales. De igual forma, el volumen de efectivo procesado sigue incrementándose en todos los países en los que opera y también se está observando un crecimiento en las nuevas áreas de negocio.

Durante el ejercicio 2016, Prosegur Cash ha continuado profundizando en su estrategia de crecimiento con la entrada en Sudáfrica y la expansión de sus operaciones en España, India y Australia. La unidad mantiene su vocación de liderazgo en el sector y una decidida apuesta por jugar un papel relevante en la consolidación de la industria de la gestión de efectivo.

Progresiva mejora de los márgenes de Prosegur Seguridad

Prosegur Seguridad, unidad de negocio de vigilancia y tecnología, ha registrado un crecimiento orgánico del 11,5%, sin considerar el negocio en Brasil. Así la facturación de esta división se ha situado en 1.561 millones de euros en 2016 y el margen EBIT ha avanzado al pasar del 3,2% en 2015 al 3,5% en 2016. Las políticas de optimización que se están implantando en esta línea de negocio demuestran así su efectividad al permitir una progresiva mejora de los márgenes.

Para transmitir la realidad del negocio de la división de Seguridad con la máxima transparencia, Prosegur está reportando el resultado del área en Brasil de forma individual. Cabe destacar que la compañía está revirtiendo la situación de la unidad en el mercado brasileño y ha logrado mejorar su margen EBIT desde -6,0% en 2015 a -3,5% en 2016.

En su conjunto, esta división está experimentado un buen comportamiento en donde sobresale el fuerte incremento de las ventas de productos y servicios combinados de vigilancia y tecnología, uno de los ejes prioritarios sobre los que se sustenta su crecimiento. Igualmente, Ciberseguridad sigue desarrollándose a un ritmo exponencial en un año en  el que ha consolidado sus centros de operaciones en España, Portugal, Colombia y Paraguay, al mismo tiempo que ha multiplicado por diez sus volúmenes de negocio y su estructura.

Intenso ritmo de crecimiento en Prosegur Alarmas

Prosegur Alarmas, división de alarmas residenciales y  para negocios, mantiene trimestre tras trimestre un intenso ritmo de crecimiento y ha incrementado sus ventas orgánicas un 17,9% hasta los 213 millones de euros. Esta unidad ha cerrado el año con cerca de 424.000 conexiones de alarmas activas, un 9% más. Además, la fuerza comercial propia ya supera las 1.500 personas, un

25% superior respecto al cierre del ejercicio anterior. La intensa política de expansión se ha concentrado en los mercados de España y Argentina. También es reseñable la entrada del negocio en India y Sudáfrica. Prosegur Alarmas ha mantenido estable a lo largo del ejercicio su tasa promedio de ingresos por usuario -36 euros al mes- y su tasa de retención de clientes.

Fortaleza financiera de Prosegur

En el apartado financiero, cabe destacar que, tras la normalización de la situación económica en Argentina, Prosegur ha repatriado fondos por un importe total de 97 millones de euros. Estos fondos se destinaron principalmente a pagar un dividendo extraordinario al final del ejercicio 2016.

Por su parte, la deuda neta total en 2016 se incrementó en 47 millones de euros respecto al cierre del año 2015, derivado principalmente de una mayor actividad en el área de Fusiones y Adquisiciones, al reparto del dividendo extraordinario y al coste de la restructuración. Así, la deuda neta total se sitúa en 637 millones de euros a final de 2016. El ratio de apalancamiento se mantiene en un nivel holgado de 1,4 veces Deuda Neta/EBITDA y el coste medio de la deuda en el periodo se rebajó desde el 3,3% en 2015 al 2,7% en 2016.

Finalmente, cabe destacar el buen comportamiento de la generación de caja gracias a las mejoras estructurales implantadas. El flujo operativo de caja ha pasado de 288 millones de euros en 2015 a 318 millones en 2016. Estos datos implican una tasa de conversión de EBITDA en caja del 69%, mejorando la tasa del 64% del año anterior.

 

 

 

 

CONTACTO

RESPONSABLE GLOBAL DE COMUNICACIÓN

Pablo de Santiago
+34 91 589 85 00
Contactar por e-mail

GALERÍA DE IMÁGENES